Inicio arrow Cultura tributaria
02-02-2010
 
 
¡Hola amigos! Yo soy Simón Abel Tax, el nuevo personaje de la SAT, y represento a todos los guatemaltecos trabajadores y responsables con su país. Al igual que ustedes, estoy convencido de que el Estado tiene la obligación de brindar educación, salud, seguridad, justicia y obras físicas a la población; pero para eso necesita recursos que provienen especialmente de los impuestos. Información sobre este tema y muchos más es lo que ustedes encontrarán en su portal de Cultura Tributaria, el cual les invito a visitar en su totalidad. ¡Bienvenidos!
Cultura tributaria

Para que el Estado pueda cumplir con su obligación constitucional de velar por el bien común y proporcionar a la población los servicios básicos que ésta requiere, necesita de recursos que provienen principalmente de los tributos pagados por los contribuyentes.

El pago de los impuestos puede llevarse a cabo utilizando la coerción o apelando a la razón. La fuerza se manifiesta en las leyes y en su cumplimiento obligatorio, mientras que la razón sólo puede estar dada por una Cultura Tributaria con bases sólidas.

No puede obviarse que un estímulo (o desestímulo) importante para la tributación lo constituye el manejo y destino de los fondos públicos, aparte de que, para muchos ciudadanos, tributar es un acto discrecional, relacionado con su percepción positiva o negativa sobre el uso de los fondos.

Uno de los objetivos de la educación fiscal debe ser, precisamente, romper ese círculo vicioso y hacer conciencia de que la tributación no sólo es una obligación legal, sino un deber de cada persona ante la sociedad.  Además, se le debe convencer de que cumplir con tal responsabilidad le confiere la autoridad moral necesaria para exigir al Estado que haga un uso correcto y transparente de los recursos públicos.

A efecto de fortalecer la Cultura Tributaria (entendida ésta como el conjunto de valores, creencias y actitudes compartido por una sociedad respecto a la tributación y las leyes que la rigen, lo que conduce al cumplimiento permanente de los deberes fiscales), se requiere que la población obtenga conocimientos sobre el tema y comprenda la importancia de sus responsabilidades tributarias.

Esta comprensión se alimenta de información oportuna y de formación adecuada, las cuales deben conducir hacia la aceptación, derivada de la concienciación. Ésta es indispensable para lograr una recaudación firme y sostenible en el mediano y largo plazos, de manera que también sea posible cumplir los Acuerdos de Paz y los compromisos del Pacto Fiscal.

En síntesis, los ejes centrales para la promoción de la Cultura Tributaria son la Información, la Formación y la Concienciación, los cuales se articulan en torno a la razón como móvil deseable fundamental de la acción de tributar, y se incorporan en una estrategia de comunicación cuyo mensaje central es:

“Para que el Estado pueda cumplir con sus obligaciones, yo ciudadano, debo asumir mi responsabilidad de pagar impuestos porque, al hacerlo, cumplo con Guatemala”.

Filtro     Orden 
   Mostrando  
Título
Tentacion de Simon Tax en TV
Capacitación Antigua / Julio
Objetivos del Programa
Asesores - Cultura Tributaria
Bienvenidos
 
<< Inicio < Anterior 1 Siguiente > Final >>
Resultados 1 - 5 de 5
Buscar
II Festival
Curso Tibutario para Profesionales
Cápsulas Históricas
Cultura Aduanera
Programa Permanente
Seminario 2009
 
Top! Top!